viernes, 10 de diciembre de 2010

IDOLOS DE BARRO


Por mi afición al mundo del atletismo, estoy bastante afectado por la tristísima noticia que salió ayer a la luz en todos los medios. Pensaba – al parecer erróneamente – que mi deporte no estaba tan intoxicado por esta lacra llamada dopaje, a pesar de algunas salpicaduras de renombre en los últimos tiempos.
Pero lo que ha salido ayer, me ha dejado estupefacto. Todavía no se sabe el alcance que puede tener, pero tiene todos los ingredientes de un “pucherito masacre”. Con todas las reservas que un caso como este (con supuesto secreto de sumario) hay que mantener, da la impresión de que lo más granado de la élite del atletismo español (entrenadores, managers, atletas) puediera estar implicado de alguna manera.
Aunque lo que me ha dejado realmente K.O., ha sido lo de Marta Domínguez.
Hablamos de LA ATLETA por excelencia, la mujer más laureada de todos los tiempos en el atletismo español, Vicepresidenta de la RFEA y nominada al Premio Príncipe de Asturias del deporte, que está metida hasta las cejas en el asunto, y ya no es que se haya dopado (que seguramente también), es que está acusada nada menos que de tráfico de sustancias dopantes, y aquí no cabe presunción de inocencia ni pollas en vinagre; si la Guardia Civil después de un año de investigación, se mete hasta los tuétanos de tu casa para buscar, es porque saben a ciencia cierta que hay algo, máxime tratándose de alguien con la enjundia de Marta Domínguez.

Joder, es que todavía no me lo creo.
Como muchos de vosotros, también soy padre de familia. Convendréis conmigo en que el deporte, es un instrumento perfecto para inculcar el esfuerzo y sacrificio en nuestros retoños. Mi caso, el de un atleta popular, con un trabajo distinto de esa disciplina, entrenando duro simplemente por disfrute y autosuperación, creo que es el mejor ejemplo que puedo dar a mi descendencia.

Uno de mis hijos va para seis años. A nivel mediático y a pesar de que me gusta el fútbol, prefiero no ver partidos con él, para que no me vea mostrar entusiasmo y no dar así lugar a que idealice a nadie de ese colectivo, que no me inspira confianza.

Sin embargo y a pesar de que los eventos de atletismo no proliferan en TV, en un deporte poco mediatizado y espartano como pocos, sí he dado rienda suelta a mis emociones y me he sentado con él a ver los recientes campeonatos, y hemos vibrado juntos con los éxitos de los nuestros, especialmente con los de nuestra Marta Domínguez. No suelo poner la mano en el fuego por nadie, pero si me hubiesen pedido hacerlo por alguien, lo hubiese hecho por ella, sin ninguna duda.

Marta Domínguez en nuestra casa, era como la Virgen María.

Hasta que un buen día aparece toda esta mierda, y te sientes defraudado, decepcionado, timado, engañado, ultrajado… de verdad, no sé qué palabra define exactamente cómo me siento.

Uno ya tiene un discurso preparado para el día en que, cuando tu hijo cumple 10 años y llega a casa con la pregunta “¿Papá, es verdad que los Reyes Magos son los padres?” poder contestar de forma coherente y acorde a ese peldaño de madurez que suben de la noche a la mañana.

Pero ante una situación como esta… ¿ Qué cojones le cuentas ? ¿ Y por qué no viene Odriozola a mi casa a responderle ?

Hoy tenía un test de 2x4000 para ver a qué salgo en Aranjuez (os debo varias crónicas y resultados), pero sencillamente hoy no estoy de humor para lácticos.
Me voy a rodar al Cerro a ordenar mis ideas y a mirar los pajarillos.
Y mañana haré el test.

Y esta noche la doble ES: Estiramientos y Espaguetis, como tiene que ser.
Tristes saludos.


8 comentarios:

Dani dijo...

Defraudado como todos, realmente es de lo peor que ha aparecido en el deporte español últimamente.

Y por cierto, me mola esa doble ES... :) Ánimo por el cerro.

gulez dijo...

Lamentable, la de veces que la he visto en la San Silvestre, en el Inef, incluso he intercambiado algunas palabras con ella y ha pasado todo esto.
Lo que no entiendo es como no se ha descubierto antes. Si es camella, ¿como se lo ofrecía a los demás atletas? Alguno tendría que decir que no ¿como no lo han denunciado? Alguno ha tenido que decir que si. Tienen que ir apareciendo más nombres.
Lo malo es que la han pillado ahora y no antes. Esto es muy chungo para su embarazo.
Esta la presunción de inocencia si. Pero es que le han pillado con el carrito de los helados.
Y como bien dices si es camella y atleta segurísimo que ha consumido.
Va a ser la Marion Jones del deporte español.
Encima esta metido también Pascua Piqueras, que entrena a media elite española, ya irán tirando del hilo.
Tolerancia 0 como dice Mayte Martinez.

Zerolito dijo...

¿Recuerdas la emoción de la final del Milqui del Europeo, mientras nos cruzábamos llamadas por tfno y estábamos felices por la victoria de Nuria?

Eso me duele más -si cabe- que lo de Marta, aunque el daño es tremendo, como dices. También es muy querida en casa, y ahora hay que matizar.

Sobre lo de los reyes... ya te contaré, no te preocupes ;)

Carlos dijo...

Ayer, mientras esperaba a mi hijo en las pistas de atletismo de Avila, me fijaba en todos esos chicos, adolescentes muchos de ellos, de la Escuela Municipal de Atletismo. En esa edad en que hacen falta mitos y espejos, y uno de ellos no sólo se les ha roto, sino lo que es peor: les ha defraudado. Qué lástima.

Trapatroles dijo...

El presidente ODRIOZOLA debería dimitir, así como toda la J.D. de la RFEA.
¡Basta ya de casos de dopaje en el atletismo español!...Paquillo, Blanco, y ahora el etíope español no va al Cross ¿porqué?...

Zerolito dijo...

Bueno, querría matizar el mensaje que puse. En esos primeros y confusos momentos leí (claro, en la web de Tele5) que Bezabeh y Nuria confesaron que se habían dopado, extremo éste que no ha ocurrido. De hecho Nuria sí participó en el Europeo de Cross y ayudó a conseguir esa medalla en Senior Femenino que obtuvimos.

Pido disculpas y espero (de corazón) que Nuria esté fuera de esta trama. Pero también quiero que se llegue hasta el final: no más tramposos, no más dudas.

Guillermo dijo...

Tranqui Malagueta, hay que tomárselo con resignación, mucha calma y seguir a lo nuestro que eso si vale la pena.

Solo espero que no se resuelva al estilo "chapuza nacional".

Salu2
Guillermo

Mildolores dijo...

Que buena entrada y que bien contado el como nos sentimos todos.
Ya te dije lo único que se me ocurre. Háblale del deporte popular, el que posiblemente sea el que termine practicando (salvo que el tio apunte maneras) y tenga como faro a su propio padre, que fué capaz de ganar una de esas a golpe de trabajo, esfuerzo e ilusión.