martes, 10 de noviembre de 2009

Trombofle...¿qué?


Hace unas semanas, colgué en el foro de eltleta.com una consulta sobre unas molestias que refería en el empiene del pie izquierdo, como consecuencia de haberme atado una de las zapatillas demasiado fuerte (creo), en un entreno.

En su momento el Dr Garabitas me ilustró con algunas posibles patologías, y aunque sabía no se correspondían exactamente con mi caso, si tomé las medidas "cautelares", como el hielo e ibuprofeno, para ver si iban remitiendo.

Aunque hasta ahora no ha habido mejorías, por lo menos no había ido a más y he podido capear entrenos fuertes y alguna que otra competición.

Pero esta tarde, al calzarme las voladoras para hacer el último entreno serio de la semana antes de Canillejas, he llegado a casa con el pie realmente dolorido.

Tenía el empeine hinchadísimo, con la vena de marras a punto de estallar y la zona bastante enrrojecida. Tanto nos hemos asustado que he decidido acercarme a urgencias.

- ¡¡¡ Usted tiene una tromboflebitis de caballo !!! -

- Trombo... ¿qué? -

- Tromboflebitis. Es una inflamación de una vena, en su caso producto seguramente de haberse atado los cordones demasiado ese día, de tal manera que casi "estranguló" la vena, y al no darle descanso, se manifiesta de esta manera. Da la casualidad que usted tiene las venas de los pies muy marcadas (es verdad, parecen penes...jajajajajja...!!!!), y anatómicamente la que tiene hinchada coincide exactamente con la zona de presión de los cordones -

- Ahhhhhh. (Interrogatorio del FBI): Y esto...:

* ¿Cómo se cura?

* ¿Reviste algún peligro?

* ¿Cuál es el tratamiento?

Y lo más importante...:


* ¿ TENGO QUE DEJAR DE CORRER ?


- Pues mire, en principio con 4 ó 5 días de, ibuprofeno 600 mg, este antibiótico cutáneo y reposo total debería remitir. El peligro que existe es que, no haga usted caso a esto y la tribufleibas de marras se extienda hacia arriba (y entonces si tendría un verdadero nardo por pienna).

- (Voz en off) ¡¡¡ Pero quemestajcontando tronca, que tengo Canillejas el domingo...!!! Estooo, y ¿no puedo echar un trotecillo siquiera ?

- Reposo es reposo, no sé si me entiende. Es más, lo más sensato sería que su médico de cabecera le diese la baja por tres días, para asegurarse que esté en chanclas en casa hasta que remita. Y lo de la carrera del domingo..., sólo y en el caso de que haya remitido por completo, aunque desde luego no es lo más aconsejable.

- Mare mare. Pos nos ná lo del ojo, y lo llevaba colgando... Gracias Doctora Igual.

- De nada y a recuperarse. Ah!, y si en 5 días no ha remitido vuelva usted a urgencias.

Joder, esto era lo que me faltaba. Me ha mirao un tuerto, fijo.

Pero habrá que hacerle caso a la Doctora Igual. Paula Igual Morro (sic).

Con ese nombre, no sé si hacerle caso o mirarme la espalda por si tengo colgado el muñequito...

lunes, 9 de noviembre de 2009

Apático


La oposición, el trabajo, entrenamientos y mis obligaciones como padre de hecho, próximo padre inminente y esposo, no me dejan apenas tiempo para pasarme por aquí.

Después de tres semanas de ausencia, se me empiezan a acumular los reportes blogueros.

Aprovechando el asueto largo que tenemos en Madrid esta semana, informo desde Lillo, mi retiro Toledano donde suelo descansar a menudo.

A ver…, ¿dónde nos quedamos? Ah sí, en la carrera del CSIC.

Como decía en mi último post, la semana de la carrera, convaleciente y todavía renqueante de una severa gastroenteris marcaría el devenir de la prueba. Mi error fue salir al mismo ritmo de siempre, como si nada hubiese ocurrido. Hubiese sido bastante más sensato salir conservador, ir testeando con el paso de los kms y decidir después, pero lo cierto fue que me dejé llevar en la bajada, y aunque el ritmo no era suicida, sí lo suficientemente alegre como para consumir mis maltrechas fuerzas prematuramente.

El caso es que hasta el K6 iba más ó menos bien, con buenas sensaciones y con los habituales “compañeros de viaje” en otras lides. Pero la Castellana pasado el Bernabéu, dónde más pica, me endosa un pagaré que no puedo abonar, justo en el momento en el que me dan caza Numancia y Mildolores, al que previamente había adelantado en Ruben Darío.

Aguanto con ellos unos metros, pero cuando la carretera vuelve a empinarse en los últimos repechos que restan, no puedo más que observar impotente cómo se van alejando. No fué una petada ni un pinchazo en toda regla, sólo que me quedé sin la bala de plata que suelo guardarme para los últimos 2 Km, demasiado pronto.

Para colmo, el cambio parcial del recorrido, como consecuencia de las obras de Serrano, se tradujo en 41´30´´ para los 10.440 mtrs que midió el Fore…; menuda carrera homologada.

Como siempre me gusta hacer la lectura positiva, me quedaré con que el paso por el Km 10 fué en 39´47´´, en un recorrido duro y una semana de perros.

Clasificación pinchando aquí. Puesto 262 de 4863 llegados.
Video de la llegada:







Al ir a devolver el Chip, me encuentro con Dani Martín de El Canto del Loco, que también ha corrido hoy aquí y pese a que me dice que “está empezando”, sólo ha entrado 2´28´´más tarde que yo en meta. Aquí ya corre to Dios…


Otro hecho reseñable de estos días, ha sido la entrada en coma de mi Fore, tras apenas dos años a mi servicio. El tipo ya empezó a acusar tiempo ha, el síntoma típico de la patología común de estos cacharros: Quedarse mudito, y que acaba finalmente quedándose sin batería tras “x” cargas, sin posiblidad alguna de reemplazo, al formar parte integral del aparato.


El caso es que rodando con Bichobolas, en pleno “Mortirolo” de la Casa Campo, el amigo decide sin previo aviso, quedarse en blanco, dejándome huérfano de toda información, en el más absoluto desconocimiento del ritmo medio (habráse visto); menos mal que no estaba en plena carrera. Y es que después que uno descubre las bondades del Fore…; se puede salir en invierno sin guantes, en verano sin haber bebido… incluso descalzo si se tercia, pero salir a correr sin el Fore es un verdadero sacrilegio.

Una vez en casa, le aplico el electroshock y le tomo las constantes; conectado a la pared, funciona.
Pero el comatoso, conectado a una máquina me resulta inservible.

Lo inevitable se produce: le practico la eutanasia.

Como será, que Garmin España está recogiendo todos los aparatos en estado catatónico (incluídos los comprados por ebay, algunos sin factura), y por el módico precio de 56 Leuros + Iva + Portes, te reponen el aparato, supuestamente nuevo. Mejor eso que comprarse uno de nuevas, está claro.


A ver si tengo suerte y llega a tiempo para Canillejas.

Llega el domingo, y me he comprometido a acompañar a mi amigo Yoku en la ½ Maratón de Villaverde. Pongo la casa patas arriba, hasta que encuentro finalmente el Casio que regalaban con las madalenas cuando empecé a correr.

Día estupendo, casi caluroso para ser Noviembre; 1h 40´ largas en meta con buenas sensaciones, mascando chicle y animando a Yoku a conseguir un estupendo crono para él a estas alturas.

A falta de 600 mtrs, nos adelantó Dani Martín, firmando un 1h 40´ bajo, un día de todos los santos, mezclándose con todos los populares, rompiendo con el estereotipo de megaestrella del rock que no da palo al agua, al que aprovecho para felicitar desde estas líneas.
Clasificación pinchando aquí
Puesto 357 de 777 llegados.

Con respecto a los entrenamientos, continúo más ó menos en la línea del post anterior. Sigo sin sacar el trabajo en los ritmos que marca el Plan, y me está costando horrores incluso sacarlos al mismo ritmo que el año pasado por estas fechas. No creo que sea físico; más bien es de coco. Llego al entrenamiento pensando que no voy a ser capaz de sacarlos, no me apetece tanto entrenar como el año pasado… estoy apático, en definitiva.

Esta mañana he estado en el Cross de la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada, que me encanta y al que ya acudí el año pasado. Sin perjuicio del vendaval que había esta mañana en Madrid (rachas de hasta 80 km/h), y del manifiesto embotellamiento que se ha formado en los primeros 300 mtrs y consiguiente pérdida de tiempo en la salida del Polideportivo hacia el circuito, he palmado la friolera de 1´15´´ con respecto al año pasado.
Clasificación pinchando aquí
Puesto 117 de 248 llegados.

Juzguen ustedes mismos.

Sinceramente pienso que si bajo de 39´ en Canillejas la semana que viene, será un auténtico milagro.

jueves, 15 de octubre de 2009

Luces y Sombras


Mi impresión, al menos por el momento es que el inicio de temporada no está siendo todo lo satisfactorio que debiera a estas alturas. Me explico: si bien los resultados de las dos carreras (Melonera y Edwards) han sido buenos para este momento, los entrenos no lo están siendo tanto. Y es que, aunque los números (velocidad) están siendo sensiblemente mejores a los del año pasado, no estoy cumpliendo con las expectativas del Plan en cuanto a las objetivos impuestos, además de que las sensaciones están siendo de una fatiga inusual, para los pocos kms que acumulo hasta la fecha.

Y eso que estamos a mediados de Octubre; cuando esto empiece a ponerse calentito..., acojonaíto estoy de pensarlo. No obstante, tengo prevista una analítica para finales de la semana que viene.
Al margen de ello, no sé que me está pasando este año, pero ando un poco más disperso que en los anteriores. También es cierto que la agenda de este otoño-invierno está bastante más apretada que otras veces. El caso es que por H o por B y como digo, estoy teniendo la impresión de que no arranco.

Para colmo de males, esta semana he sido víctima de una severa gastroenteritis, que me ha tenido tres días en el dique seco, y me ha dejado para el arrastre. Ayer tocaba un 3x1000 en cuesta, y tuve que dejarlo en el primer 800 porque me entró una flojera que me caía al suelo...

Con este torrente de optimismo, afronto este domingo el primer test serio de la temporada: La Carrera del CSIC. Esta clásica madrileña (que por cierto no me gusta nada), suele servirnos para ver dónde estamos de cara a Canillejas, y en función del resultado, Felipe suele redirigir los entrenos.
El perfil, parecido al de la Liberty es jodido por lo que, si con este panorama soy capaz de repetir lo de Septiembre, Capitán General.
La solución, el domingo en sus pantallas.

martes, 22 de septiembre de 2009

Trofeo Edward´s 2009

Después de La Melonera, y tras comenzar oficialmente los entrenamientos esta semana, segundo domingo consecutivo de competición.

La semana en sí no ha estado muy allá. Tras algunas sesiones de fuerza el mes anterior, el miércoles tocaba meter las primeras series de velocidad de la temporada. Concretamente, el plan decía:

15´ CC + 2x(3x400) @ 1´10´´ (Rec: 3´ - Rec : 6´ entre bloque) + 10´ CC

En un primer vistazo, ya sabía yo que pese a las amplias recuperaciones, hacerlas @ 1´10´´ iba a ser poco menos que imposible, como así fue finalmente. Todas sacadas @ 1´13´´ - 1´14´´ con espantosas sensaciones.

Al día siguiente tocaba rodar suave, y colé la sesión en la Tapia de Lloz con motivo de la visita de Chema Martínez. Una vez allí, se sacaron de la manga hacer un 3000 a todo rabo, y pese a no querer ir demasiado rápido (empecé @ 3´52´´) entré como un Mihura, picadísimo con Gulez,( al que por supuesto, NO gané ) acabando @ 3´26´´ (11´10´´ finales), bastante suelto de patas y mejores sensaciones que el día anterior.

Y el domingo tocaba una carrera, que mientras siga corriendo Canillejas se va a convertir en un fijo anual, excelente trato al corredor. Pese a llevar 6 años corriendo y haber participado ya en casi todas las carreras del calendario madrileño, todavía me faltaba esta prueba en la que debutar. Se trata del Trofeo Edward´s, que organiza cada año el club homónimo donde militan amigos como Sanseboyal y Mohawk, en el parque de Arcentales de San Blas, escenario y escollo principal de la carrera de Canillejas.

Recorrido duro de cojones; prácticamente ni un solo metro llano. O subes o bajas; los contínuos badenes van minando, en las 3 vueltas de 3.333 mtrs, ideal para hacer coco canjeable dentro de dos meses.

Después del crono y sensaciones en La Melonera, bajar de 40´ en esta plaza sería un excelente resultado, y con esa idea me planto en la línea de salida.

Primer mil en 3´52´´ con subida incluída, dentro de lo previsible incluyendo la euforia de la salida, intentando templar en la siguiente bajada, buscando feeling. Aquí es inútil plantearse un ritmo fijo; la diferencia de un mil de subida a otro de bajada puede variar unos 10´´, por lo que mejor correr por sensaciones.

Conozco perfectamente la tostá que encierra este parque, en el que si te pasas, se termina pagando peaje en la Galp de García Noblejas, así que aun encontrándome con fuerzas para ir más adelante, decido ser conservador y guardar para el último 2000. La fruta madura va cayendo, y pronto voy cazando a los que se equivocaron de ritmo. Fue en el km 3, cuando la gracil figura del mítico Fabián Roncero (con zapas de montaña) me rebasó con pasmosa facilidad por la izquierda, pero claro, éste no cuenta.

- ¡ Pero qué haces tú por aquíiiiiii ¡ - Le espeté.

- ¡ Estoy rodandooooo ¡ - contestó.

No le hacía falta jurarlo. Mientras algunos nos desarmamos yendo @ 4´, otros lavan patas a esa velocidad sin esfuerzo aparente. La verdad es que impresiona.

Dejo hacer al bueno de Fabi que iba progresando, mientras completamos la primera vuelta. Voy bastante fresco todavía, pero no pienso apretar. La semana pasada en La Melonera acusé la falta de kms en la última parte, y no quiero que me ocurra aquí hoy. Así, me voy limitando a mantener sensaciones & ritmo, por este orden, y ya veremos como vamos llegando al final.

A mitad de carrera me alcanza Vsblanco, el administrador del foro, quien me advierte de un movimiento erróneo en mi brazo, que me hace gastar energías vanamente. Corrijo y le agradezco. Se queda conmigo unos metros, pero venía progresando y le insto a que siga.

Segunda vuelta completada, sensaciones intactas. Voy clavando todos los parciales @ 4´04´´ en las subidas y @ 3´54´´ en las bajadas, tengo cogida la sartén por el mango.

Antes de empezar la carrera, haciendo coñas con mi amigo Javi (Locomotoro), le he dicho que el objetivo de hoy era intentar doblarle (cosa imposible). Faltando 1,5 km le he visto en dirección contraria, y le he gritado: “ Voy a por tiiiiiiií !”...jajajjaja....!!!, la última cuestecilla se me ha hecho menos pestosa, porque me he pasado un buen rato de final de carrera riéndome.

A punto de coger la recta de meta, me dice Silvestre: “Venga que no me doblas....!!!!”, a quien me faltaban unos metros para alcanzarle, y una vez rebasado me dice “Venga, no te dejes nada ¡!!!”, efectivamente ya sólo faltan 400 mtrs y aquí sí, me empleo a fondo, adelantando a un par de corredores, picando finalmente 39´50´´, puesto 76 de 673 llegados.



Clasificación pinchando aquí.








Vídeo de llegada:



Muy contento con la carrera, porque he hecho con una semana de diferencia, prácticamente el mismo crono pero en una carrera mucho más dura, pero sobre todo me quedo con que psicológicamente he vencido hoy al parque de Arcentales tres veces, y esto para Canillejas es crucial, amigos.

De aquí a Canillejas, más entreno y un par de pruebas:

Carrera del CSIC: El clásico de Serrano; un diez mil jodido para foguearme antes de la gran cita.

Cross de la Politécnica : Un cincomil durísimo, con un perfil parecido al de Arcentales pero en tierra (espero), que ya he hecho un par de veces y me sirve de referencia a un mes vista.

Ya os iré contando que tal vamos.

martes, 15 de septiembre de 2009

Carrera Popular La Melonera 2009



Lo primero, dar las gracias a todos por vuestro interés, quizá pequé de ambigüedad en las palabras de mi anterior post.

Cierto es que no paso por uno de mis mejores momentos, pero como reza el adagio: “Si algo tiene remedio, remédialo y no te preocupes, y si no lo tiene, acéptalo y no te preocupes”. Pues como afortunadamente sí tiene remedio, me he puesto a ello con todo mi empeño, de tal modo que lo que ayer eran nubarrones, hoy es un cielo despejado ante la gran motivación del nuevo camino.

Y como aquí hemos venido a hablar de mi libro que diría Umbral, os paso a relatar mi carrerita del domingo, como cada Septiembre, llega la tradicional Melonera del Barrio de Arganzuela.

La salida es un auténtico embudo. No sé los que corrieron finalmente, pero si fueron los 7000 que anunciaron, me parece muy peligroso colocar allí la salida, con ese primer tramo en bajada, estrechándose muchísimo.., estuve a punto de caerme un par de veces. Luego, lo de siempre. La gente que no va a ir muy deprisa no respeta al que sí va a hacerlo, y en la “pole” te puedes encontrar abuelillos, gente obesa..., que no tengo nada en contra de la gente que quiere ir despacio, pero colocándose delante suponen un verdadero peligro en los primeros metros.

Salir de este atolladero costó lo suyo, entre ziz-zagueos varios y subir hasta la Av del Planetario, empleamos un precioso esfuerzo de 3´49´´ en el primer mil para poder empezar a correr algo más despejado.

A partir de aquí, siluetas y caras conocidas. Un par del AD Maratón, uno calvete del Menorca..., los de siempre. Intento coger algún rebufo de grupillo, pero van a tirones y decido ir a mi bola. El ritmo es bueno, de 3´5X´´ que como ya me voy conociendo, creo que es el que podré aguantar hoy hasta el final. K3 en 11´ largos, donde Cristi y Adán me animan con fervor, frente a la Casa del Reloj. Giro a derechas para hacer la bucle de subida y bajada, mientras veo a una enflechada Ana Burgos en el carril contrario, que me lleva unos 250 mtrs.

Coronamos, empiezo a bajar y ahora soy yo el que observa a los que suben. Llevo un par de chicas cerca, creo que una es Lun, del foro.

Saludo de nuevo y despedida de los míos, para afrontar lo más duro de la Melonera. Es casi imperceptible, pero el Pº de Yeserías va picando hacia arriba, camino del K5, donde ya es 1 km de clara subida hasta Embajadores. A mitad de la subida, me alcanza; efectivamente es Lun. Me pego a ella, pero en la bajada toma las de Villadiego.

A partir de aquí, empiezo a notar que la temporada está empezando y, por consiguiente, que me faltan kms. Voy bien en llano, pero a estas alturas de carrera el cuestón del km 7 me hace daño y me adelantan unos cuantos..., pero en cuanto engancho llano-bajada vuelvo a ponerme en Sub 4´ sin problemas.

Aquí adelanto a los que habían hecho lo propio anteriormente, pero noto que se me está haciendo una ampolla importante en el pie izquierdo, donde siempre. Es curioso, porque es la primera vez que me ocurre en un diez mil. Supongo que pillaría alguna arruga en el calcetín, porque pese a estrenar las zapas en competición en esta plaza, ya les había hecho 45 kms fuertes en algunas sesiones tapieras.

El caso es que molesta bastante, lo justo para no poder ponerme en Sub 3´45´´ en el último mil, que era mi intención pese a ir algo justito.

39´41´´ finales en meta para los 10.060 mtrs anunciados, y salvo la lógica falta de kms, buenas sensaciones en general. Puesto 137 de ¿7000? Llegados, aunque sólo publiquen a 564.

La ampolla era seria, pero nada que no pudiese solucionarse con un Compeed (bendito invento).

Y bueno, a partir de hoy empezamos a entrenar ya en serio.

Felipe y yo estamos a gusto, a él le sigue apeteciendo entrenarme, yo estoy encantado de la vida y nunca dejaré de agradecérselo bastante.

En el nuevo Plan recibido percibo alguna “vueltecilla de tuerca”, pero es lo que toca si queremos seguir mejorando. Ya os contaré por aquí los progresos ó regresos, según acontezcan.

Saludos

PD: En la Eco de las 20 semanas del viernes, nos han dicho que lo de Adán va a ser otro colilla, hermanito finalmente.

Estamos como locos.

lunes, 24 de agosto de 2009

Incoming


Como cada año, arranca la segunda quincena de Agosto y con ella la nueva temporada atlética. En esta ocasión, nuestra próxima nueva paternidad para finales de enero, (motivo éste de inmensa alegría), unida a otras previsibles circunstancias adversas para este otoño que no vienen al caso detallar, harán que mi mente ande algo dispersa en lides correriles, y no me lo vaya a tomar con la disciplina que hasta ahora me ha caracterizado.
Aún así, intentaré hacer buenos los recién cumplidos 6 años de mi escaso bagaje, dar algo de continuidad a las marcas conseguidas y bajar de 38´en los 10K y de 1h 25 en la media, en las ocasiones que me brinde el asfalto este año.
Por los mismos motivos que he aducido y sintiéndolo muchísimo, os comunico que tanto mis entradas en el foro como mis aportaciones a este blog se van a ver reducidas en adelante en tanto se aclare un poco mi particular tormenta.
Espero sepáis entenderme.
Saludos a tod@s.

domingo, 2 de agosto de 2009

Mojito ergo sum

Aquí, sentado en mi trono de pensar cual reo condenado a garrote, cuento y descuento mis últimas horas de asueto hasta las 8 de mañana lunes, hora fatídica a la que tendré que enfrentarme a la cruda realidad del curro, esa tediosa obra de teatro diaria remunerada por la que subsistir.

Perdonad el tonito metafísico, pero ando mu mojqueao. Siempre me ocurre cuando vuelvo, debe ser el síndrome post-vacacional ese.



Las vacaciones bien, gracias. Debe ser ese mi estado natural, porque a pesar de no gustarme la playa, de la hamaca no me despegaban ni con agua caliente.

La instantánea con mi santa, en plena cena romántica en una joyita de Mijas, a donde por cierto, subí un día corriendo desde Fuengirola.



Y la fotito con mi hijo, motivo del título de la entrada, lo dice todo. Ya lo decía el amigo Descartes, del que por cierto he estado releyendo entre otros, su famoso "Discurso del Método":



Mojito ergo sum





Bueno, un poco retocada está, pero a ver quién cojones me rebate su veracidad.


Mojito, luego existo.


Ya te digo, si existí. Con un pedo del quince, pero ahí estaba yo riéndome del mundo.


Y mañana a currar.


Lástima de primitiva. Aynnnnssss....!!!!!

viernes, 17 de julio de 2009

Asueto


Pues parece que todo llega, hasta lo bueno.

Mañana marcho unos días donde echaron raíces mis ancestros; en tierras malacitanas pasaré unos días junto a mi familia, entre arena, cubos y rastrillos de plástico, pescaítos, mucho sol y algunos libros, a iniciar la secuencia tostarse/remojarse cuántas veces sea necesario para mantener la temperatura del cuerpo, pero sobre todo a pasarlo bien y desconectar de todo, que buena falta me hace.

Correr como tal, correremos poco. Si acaso trotar con la fresca, que no la caradura del pueblo, lo justo para no regresar a Madrid con 3 kg de lastre que limar, que ya tendré bastante con el síndrome postvacacional.

Hasta entonces, si este blog ya se movía menos que los ojos de Espinete, ahora entrará indefectiblemente en fase REM.

Felices vacaciones a tod@s.

miércoles, 8 de julio de 2009

Moratalaz - Meeting Madrid 2009


Es una gozada que los populares podamos participar, aunque sea de teloneros, en pruebas abiertas en Meetings de atletismo; compartir pista, cámara de llamadas y demás parafernalia con los atletas profesionales.

En deportes como el fútbol ó tenis, es impensable que un mortal pueda echar una pachanga con Cristiano Ronaldo, Messi... ó pegar unos raquetazos con Rafa Nadal o Roger Federer. Pero en esto del atletismo, se produce el milagro y la plebe puede como digo, compartir escenario con la élite mundial.

El atleta profesional, salvo contadas excepciones, es un ser que puede andar por la calle sin ser reconocido, montar en el metro o ir al Burguer y pasar totalmente desapercibido. Sus emolumentos no están hiperinflados como en otros deportes, pese a que hace méritos más que suficientes para que pudiese percibirlos, lleva una vida espartana y llena de sacrificios y, quizá por estas razones son seres que, pese a pertenecer a un elenco de elegidos en su disciplina, resultan extraordinariamente humildes y accesibles.

Independientemente de la prueba en cuestión, de la que luego hablaré, este es el poso que me ha quedado del Meeting del sábado.

Las 18:15 h del sábado no era la mejor hora para correr en Madrid. Las ranas iban con cantimplora, como diría aquel. Así, con la fresca, nos plantamos mi mujer, el nene y yo en el estadio de Moratalaz. A recoger (los) dorsal(es) (pecho y espalda) en ventanilla, me ha tocado el 77. Esto va por marcas; me han colocado en la mitad de la serie 3, la penúltima de los malos. Pronto me encuentro con Palacetes, Gulez y Evas2r, a quienes deseo suerte en sus respectivas pruebas.

Una vez dentro, me cambio y empiezo a calentar junto a los Saladino, David Canal, Ruth Beitia, Marta Mendía..., crucé algunas palabras con ellos e incluso intercambias fluídos...jajajajaja...!!!!, no pensad mal, sólo fueron unas botellas de agua... je je je.
Es una auténtica pasada, encontrarte allí formando parte activa de nada menos que un Meeting de atletismo.

18:07 horas, Cámara de llamadas. Este nombre tan pomposo responde a un templete con bancos corridos, donde se va convocando por megafonía a los atletas de cada serie. Una vez dentro, un Juez de la Federación te nombra y localiza lo(s) dorsal(es) para que puedas participar. El primero de mi serie tiene en torno a 3´07´´ (dorsal 65) y el último sobre 3´20´´ (dorsal 83). Mis 3´13´´ del año pasado me sitúan en la parte trasera del grupo. Estoy nervioso, tengo las pulsaciones por las nubes. Sólo veo junto a mí dorsales más bajos que el mío, a priori, corredores más rápidos. Para colmo, veo que todos van con clavos excepto yo. Clavos yo... ¿ pa qué, si soy un puto paquete?. Pues si sigo yendo a saraos de estos y a los crosses en invierno, pos digo yo que tendré que hacerme con unas de clavos.

O ponerme unas chinchetas con plastilina en las voladoras.

Con el dorsal 81 un infiltrao, Mario Moreno. Este no es Cantinflas; le he visto haciendo miles @ 2´45´´ en el Juan de la Cierva. Pero se ha apuntado con 3´18´´..., verás tú que risa.

Para llegar a la pista, hay que seguir la línea/alfombrilla verde, como Emilio Aragón en ni en Vivo ni en Directo.

Mare mía qué calor. Pensaba que de un momento a otro le saldrían sarpullidos a la pista...

Intento localizar a los míos en la grada, sin éxito. A quien veo es a Jose Félix, pie vendado y cronómetro en mano, flipando literamente con las pruebas. Con el entusiasmo que le caracteriza, me desea suerte.

El Juez de la RFEA nos nombra de nuevo, y nos empezamos a colocar. Revólver en mano, pasitos hacia delante y ¡¡¡¡ Pum...!!!, a volar.

Los primeros metros son para coger sitio, somos 15 tíos y hay que intentar ganar la cuerda rápido. Salgo bastante bien, 6º a tenor de la foto cortesía de Equis, aunque muy rápido. Luego habría un pequeño frenazo en la recta siguiente, parecía por un momento que íbamos parados. En seguida Mario estira el grupo y el efecto dominó me hace tensar antes de tiempo. Mi estrategia para 3´10´´ era hacer dos vueltas completas en 1´16´´ (2´32´´), y un último 200 en 38´´.

Primer 400 en 1´14´´. Voy bien, pero sé que me acabo de ahorcar yo solito. A sufrir tocan. Me adelantan 3 en el 500, y noto que empiezo a ir claramente a menos. Toque de campana; el 600 me pone a rebufo de uno, al que paso en el 700.

800 mtrs en 2´32´´ (parcial de 1´18´´), justo el acumulado que había planeado, pero hecho de otra manera, no frito como ahora. En el momento que me doy cuenta de que, en cada esquina del estadio hay unos cronos gigantescos, donde poder mirar los parciales. Y yo a punto de caerme mirando el Fore...

En fins, tostao, sin clavos, mirando al fore...; sólo me faltaba la boina y el hatillo.

Ultimo 200, ya no hay piernas. Me adelanta el del 700 y otro más (viva la Pepa), acabo 10º picando 3´12´´; bueno, al menos he hecho MMP – pensé en ese momento.

La Cruda Realidad – Página de la RFEA refleja un 3´13´06, que me deja exactamente igual que estaba antes de ir.

Agridulce regustillo en lo atlético, aunque para lo que había entrenado para esta carrera, está de lujo.

Pues con esto, ahora sí, se acabó la temporada. Quedan 2 Tapias antes de irme de vacaciones, y 15 días en Málaga donde saldré únicamente para paliar las consecuencias de los previsibles festines pantagruélicos.

A partir de Agosto, merecido barbecho y Reset, que en la próxima temporada vienen curvas.

Objetivos ¿? Próximamente en sus pantallas.

martes, 30 de junio de 2009

Voy a mil


A falta de matracos a muete donde desfogarme, me había quedado esta temporada sin referencias en distancias cortas.

Pero ha surgido la posibilidad, y me disfrazo de Vicky Larraz:

Este sábado se celebra en el Polideportivo Municipal de Moratalaz, el Meeting de Madrid 2009, con una prueba abierta a los populares: 1000 mtrs diabólicos para echar el bofe.

No llevo preparación específica para este fin, salvo el puntito de forma que creo haber cogido gracias a las Tapias. Intentaremos pasarlo bien en esta primera experiencia dorsalizada en pista, no quedar el último y, de paso (¿por qué no?), jaleados por mi mujer e hijo que estarán en la grada, intentar bajar de los 3´13´´ que acredito en la distancia.

Nos vemos en Moratalaz ;-)

miércoles, 24 de junio de 2009

Mis hermanos mayores


El hijo mayor de una familia suele sostener la carga educacional más férrea o en la peor, es víctima de la bisoñez de los padres en el cargo. Soporta los castigos más ejemplares y será el referente conductual para sus hermanos, en futuras situaciones comprometidas. Contienen además, el elemento añadido de responsabilidad y protección, de ser la extensión paternal, ante una eventual ausencia de ellos. Este último debe ser importante, para que una corporación como la N.A.S.A. requiera como condición sinecuánum, únicamente primogénitos en sus filas.

En cualesquiera de los casos, estas son algunas de las causas por las que pienso que el carácter del hijo primero es totalmente distinto, reforzado, producto de la especial adaptación a la que ha de someterse.

En definitiva, el primogénito de una familia abre el camino.

Sé bien de lo que hablo; me tocó vivirlo en primera persona. Yo fui en casa el pionero en ponerse un pendiente, quien se puso primero a trabajar, se hizo el primer tatuaje, el primero que se dejó melenas, el primero que llegó borracho al amanecer, el primero que se fue de casa...; todo ello ha servido a mis hermanos para que sus posteriores experiencias, idénticas ó similares, hayan sido bastante menos traumáticas de lo que para mí y la familia resultaron en su momento, y ellos se han beneficiado de ello.

Es ley de vida.

Esto creo, también es extensible a otros colectivos de la vida.

Concretamente, me jacto de pertenecer a un singular grupo, autodenominado “Los Paquetes”, en el que, al contrario que sucediese en mi familia, me toca el rol de “hermano pequeño”.

Ya he hablado por aquí de ellos en muchas ocasiones. Se trata de un excelente grupo humano que se formó hace unos 3 años, en el foro de atletismo de la web elatleta.com. El denominador común del hilo era lo paquetes que éramos en el atletismo, bien por las marcas, por lo novatos ó que sé yo, el caso era sentirse e identificarse como tal. Ha ido desfilando mucha gente, pero el tiempo ha definido un núcleo duro variopinto, que demuestra a cada paso las distintas maneras en las que se puede vivir la pasión que nos une: el atletismo.

Atléticamente hablando, en estos 3 años hemos ido evolucionando hasta límites insospechados, dentro del abanico de posibilidades que nos ofrece la disciplina. Por poner algunos ejemplos:

- Gebrelayos y Efejota, inscribieron el año pasado por vez primera sus paquetiles nombres en una carrera de Ultradistancia, concretamente “Las 24 horas de Torrejón” que organiza Ñ Ultrafondo, que consiste en dar vueltas a un circuito de 1 km durante 24 horas, en los que ambos llegaron por primera vez a los 100 kms. Después de la pionera experiencia, propiciaron que este año además de ellos, se inscribiesen también Darth Vader, Yoku, Aspen, Jordan, Uros y Arcadio. Además de lograr hacer podio por equipos en una carrera como esta, conseguirán el año que viene una participación masiva de nuestro grupo, que superará con creces la de éste. Hasta yo mismo, que estimulo el láctico y huyo literalmente de lo largo, tengo previsto inscribirme a la próxima edición.
- Zerolito, Aspen y el mismo Gebrelayos, se inscribieron a la edición de este año del Maratón Alpino Madrileño, considerado el Maratón más duro del mundo, y lo han acabado, no sin dificultad, con estupendas sensaciones.
- Ibki, ha terminado un Ironman, prueba que consiste en hacer más de 4 km nadando, 180 kms en bicicleta y un maratón, todo ello seguido y sin descanso.

Retomando el comienzo de este post, doy las gracias a todos ellos, mis “hermanos mayores” de La Paquetería por abrir el camino, ser los referentes para futuras empresas que, más tarde ó más temprano intentaremos acometer.

Va por vosotros, chaches.

martes, 23 de junio de 2009

Carrera Norte Vs Sur

La continuidad y buenas sensaciones de los últimos entrenamientos, han hecho que coja el plus de confianza necesario para afrontar con cierto descaro la carrera de hoy. Ya desde La Tapia de hace un par de semanas, acuerdo con mi amigo Pablo (Porfirio) el intentar estar juntos en los 38´ altos / 39´ cortos que parecen reflejar el entrenamiento en estrella.

La historia de hoy es simple: intentar mantener ritmo de 3´50´´ hasta la entrada del Retiro, aguantar el tipo en la cuesta del Angel Caído, y echar el resto hasta meta.

La salida es rapidísima, sólo había que llevar cuidado de no llevarse a Poti (improvisado Capitán del equipo Sur) por delante. Miro en derredor y he perdido a mi compañero Porfirio entre la multitud.

Me toca pelear solo.

Desde la perspectiva que da la cresta de Ppe de Vergara, me doy cuenta que no hay mucho nivel en esta carrera. Debo llevar delante unos 120 corredores, de los 3000 y pico que compondrán el total. El ritmo es correcto y las sensaciones son buenas, adelantando bastante gente en este tramo.

En la plaza de los delfines, alcanzo a Sanseboyal, al cual saludo efímeramente con un pírrico “eeeehhhhhh”, y enfilo decididamente Serrano, donde es inevitable que asalten emotivos recuerdos de la Vallecana Internacional, y donde empiezo a ver parciales de 3´45´´, idénticos a los de aquella noche.

Mucho vértigo; hace mucho tiempo que no tocaba yo estos ritmos en carrera.

Pero hemos pasado el ecuador de la prueba, y las sensaciones siguen siendo buenas. Los kms están mal medidos (cortos), menos mal que llevo el Fore y éste no engaña. A estas alturas voy junto con un chaval, codo con codo ritmo uniforme, clavando parciales con +-3´´ de diferencia.

Llegada a Puerta de Alcalá. Se va acabando lo bueno, aunque llevamos buena renta. Aún queda un trecho hasta Retiro, mi compañero me va mirando con el rabillo. Lo que me olía, se produce. Giro a izquierdas, y en pleno cuestón hacia el Angel Caído, me pega el hachazo. No puedo responder al ataque, voy mal en las subidas, pues no he hecho nada de fuerza tras el maratón. El llano llega de nuevo, y con él mis piernas vuelven a ir rápido. Doy alcance pronto a tres más que me adelantaron en la cuesta, los únicos en toda la carrera, y pongo el punto de mira en mi compañero de viaje, unos 10 mtrs por delante.

Miro el crono, y llevo una media de 3´52´´ acumulada, lo que me proyectará un 38´35´´ en la llegada, caso de que esté bien medida finalmente.

Recta de meta, veo en el crono 37´ cortos; a esto le van a faltar 200 mtrs... aprieto el culo a ver si alcanzo al colega y de paso bajar de 38´, cosa que consigo por los pelos (37´55), mi compañero me saca 1 segundo.

Clasificación pinchando aquí . Puesto 92 de 3172 llegados.

Video de mi llegada, pinchando aquí

Y con esto y un bizcocho, esto será lo penúltimo hasta el descanso.

Sí, lo penúltimo.

Antes tengo una paradinha en el 1000 popular del Meeting de Madrid del 4/07, donde la premisa será no quedar el último....

PD: Por cierto, ganó el equipo Sur. Acaso había alguna duda ¿?

Hasta la próxima.

miércoles, 17 de junio de 2009

Junio dulce

Desde la última entrada, seguimos entrenando con regularidad y en las últimas semanas, podría hasta afirmar haber cogido un puntito interesante.

El pasado 31/05/2009 me apunta mi amigo Bichobolas a la Carrera Liberty, con la única intención de probarme.



40´34´´ finales sin forzar, y muy buenas sensaciones. Puesto 208 de 6973 llegados.

Clasificación pinchando aquí :

En verano y con estos calores, Tapias son amores.

Tras un Cuatromil Alpino bastante decente (16´06´´ por los 16´50´´ del año pasado), cayó el Jueves pasado el clásico Entrenamiento en Estrella desde el Puente de la Garrapata.





5x1000 sacados entre 3´40´´ - 3´45´´ con 2´ Rec, y bien de patas.


Para este domingo estoy inscrito en la patochada Norte Vs Sur, cuyo únicos alicientes son los 9Kms en ligera bajada donde poder sacar un crono digno, a modo de listón pre-barbecho.

Ayer 3x1000 Rec: 1´30´´ bajo lluvia torrencial, con la intención de repetir tiempos en los miles del otro día.


Pero con el mismo esfuerzo...:

1- 3´38´´
2- 3´37´´
3- 3´35´´

Pos eso, que pinta bien.

Camarero, a ver si puede ser un 39 bajo....

martes, 19 de mayo de 2009

El Parte


Ultimamente no me prodigo por aquí tanto como me gustaría. He estado un poco en fase plof atlética, acrecentada por puntas de trabajo y el poco tiempo que me queda lo he estado dedicando de lleno a mi familia y amigos, que bien lo merecen.

A modo de síntesis y para mis sufridos lectores, aglutino en este post lo más relevante de las últimas semanas:

- La lesión que me apeó de la gloria en el Maratón de París, parece que ya es historia. Aunque sin meter muchos kms ni calidad, empiezo a tener algo de continuidad en los entrenos. Tres semanas seguidas jugueteando con los 50 kms, y en los que he conseguido incluso hacer un par de bolos.
- El sábado 2/05, quedada en el Castañar de El Tiemblo con mis amigos del foro. Día estupendo y prueba del algodón para mi aquiles, con subida a un cortafuegos con un 25% de desnivel medio. Las pasé putas...
- Bolo 1: Carrera Popular Vuelta a la Casa de Campo, el domingo 10/05. Para los que conozcan la zona, una Tapia con trampa (cuestón del Zoo), 1h 13´25´´ para completar los duros 16,5 Km. Puesto 91 de 1029 llegados. Clasificación pinchando aquí.

- Bolo 2: 17/05, 1/2 Maratón de Avila con la única intención de estar sobre 1h 35´, y pasar un día con mis amigos, txuletón incluído. Ya en faena, me encontré con mi amigo Jabo quien se tornó inesperado aliado. Al final 1h 32´46´´ , cero molestias y más feliz que una perdiz. Puesto 120 de 408 llegados. Clasificación pinchando aquí.

Lo que viene:

* Este jueves empieza la temporada 2009 de las Tapias de Lloz. Para quien no lo conozca, se trata de unas estupendas quedadas que se llevan realizando todos los Jueves de de Mayo a Septiembre en los últimos años, comandadas por Luís Lozano en la puerta de servicio del Parque de atracciones de Madrid, en las que se dan cita entre 50-80 corredores de todos los niveles para entrenar, pasar la tarde juntos y con lo que lleva cada uno, tomar unas viandas en el post. Todo el mundo es bienvenido. La única premisa es la de tener ganas de pasárselo bien. Esta será mi tercera temporada y estoy deseando que empiecen.

* Por último y no por ello menos importante, la excelente noticia de que mi amigo y entrenador Felipe Morante vuelve a correr. No es que se encuentre mejor de su maltrecha cadera, pero ha decidido hacer los 10K en Carabanchel el próximo 14/06 y allí estaré para echarle una mano en todo lo que necesite.
Ojalá sea el comienzo de una nueva etapa atlética en su vida.
Él bien lo merece.

miércoles, 29 de abril de 2009

Volver


Tranquilos, que no voy a hablar hoy del cine de Almodóvar, del que por cierto no soy muy devoto. El título del post viene a cuento de la posibilidad de volver a entrenar tras el parón por lesión en el maratón de París.

Tras cuatro infernales sesiones con mi fisio de confianza, en las que estuve contemplando Andrómeda, Draco y la Osa menor sin salir de la consulta, este domingo, ventiun días después del día de autos, eché mi primer trotecillo.

Treinta minutos muy suaves en el pueblo, con buenas sensaciones y cero molestias.

Dejé un día de impás, y ayer por la tarde repetí la secuencia en la CDC. Fue algo más largo, pero igual de ritmo, con malas sensaciones en general, muy cansado. No sé si sería que ya empieza el calor, que he engordado un par de kilos, que me falta fuerza en las piernas.... o todo ello a la vez. Hay que ver lo que cuesta pillar un pico de forma, y qué pronto se esfuma en cuanto le das un respiro al cuerpo. El caso es que acabé hecho polvo, me encontré al bueno de Mildo en el Cagigal tras la sesión, que puede dar fé de ello.

Aunque lo verdaderamente importante, es que parece que estoy recuperándome correctamente. El aquiles, y las tendinitis varias que me causé por pisar mal en la fase final del maratón, ya no molestan, siquiera en el demencial mortirolo, y eso ya es mucho decir.

Estos días son decisivos para determinar el alcance mi recuperación. Salir en días alternos, muy suave y evaluar dolores / molestias. De momento todo viento en popa, cero molestias y tocando madera.

Deseando volver.

sábado, 18 de abril de 2009

Maratón de París 2009 - EL TOCHAZO



PREVIO


Madrugón de los de antes (3:30 AM), y a Barajas. Todavía con los ojos pegaos, facturamos equipaje, y a la sala de embarque. Todo facturadito menos mi mochila de correr, con la ropa, Fore, zapatillas..., esa conmigo hasta en el vater.
9:15 AM, aterrizaje en destino. Mañana fresquita en París; un tímido solecillo quiere asomar, pero no acaba de atreverse. Las previsiones para mañana son iguales al día de hoy, perfecto para correr.
Como no entramos al apartamento hasta las 12:00, decidimos pasar por la Feria del Corredor para recoger dorsal y chip, y una preocupación menos.

Ambientazo en el Pabellón de la Puerta de Versalles; miles de corredores de todas las nacionalidades deambulan por el recinto dorsal en mano, probándose zapas, recogiendo folletos, pulseras, geles, glucosas..., todos con esa inefable expresión en el rostro, mezcla de ilusión y nerviosismo, inequívoca de que algo grande acontecerá en pocas horas.

No me entretengo mucho en la feria, porque lo único que llevo en mente es descansar. Ya dorsalizado y chipeado, cogemos nuevo taxi rumbo a Le Marais, el barrio parisino en que se asienta nuestro apartamento, cuartel general de los próximos siete días.

La radio del taxi sonando en francés, y los carteles de la autovía en el mismo idioma, despiertan en mí un aletargado y exótico sentimiento, reminiscencias de mis cuatro primeros años de vida en Lyon, supongo. Los veinte minutos escasos que dura el trayecto transcurren, absorto e invadido por esa sensación y el sol, que aparece por momentos infundiendo alegría en las sombrías calles parisinas, acompaña y refuerza esos mágicos momentos. Embriagado de una inexplicable paz interior, cierro feliz el trance pensando en la carrera de mañana, a la que aguardo con inusitado optimismo en este precioso momento.

Menos mal que el casero habla inglés... ¡ menudo marrón !. Parece mentira que de pequeño sólo hablase francés, y ahora no recuerde absolutamente nada. Sólo ese “aletargado y exótico sentimiento”, pero de gabacho, ni papa.

Preguntado al respecto, nos recomienda para comer un Italiano a escasos 200 mtrs, en Rue de Rambuteau. Little Italy se llamaba, excelente relación calidad precio; altamente recomendable.



Siestecilla, piennas parriba, duchita, e incluso hielo en el aquiles izquierdo, que aunque no me duele, me molestó un poco en el rodajillo del domingo pasado. Todo por si acaso, que además llevo desde el miércoles descansando del todo.



Pasta a go-go para cenar, acompañada de Powerade, y con efecto boa me voy al catre, no sin dejarme perfectamente preparado antes, todo el ajuar carreril en la mesita.

No extraño la cama ni me desvelo; duermo como un bebé.

El sonido pregrabado del nene dando voces, suena en mi móvil.

Es la hora.

Hace fresco en la calle; tengo decidido que correré con manga larga ajustada como primera capa, y camiseta de tirantes encima. Guantes, mallas cortas y medilast, completan la equipación. Y mis Saucony Tangent, por supuesto. Los compeed para evitar las seguras ampollas, perfectamente adheridos desde el día anterior. Vaselina en los dedos de los pies. Esto es un maratón; nada queda al azar.

Dos pegatinas pequeñas con la bandera española que compré en una gasolinera de Getafe, fueron cuidadosamente pegadas, una delante y otra detrás por mi suegra el día anterior. Estamos en el extranjero, representando a nuestro país.

Billete de metro adquirido desde el día antes, 20 Euros al bolsillo y bajo al trote hasta la estación de metro Hotel de Ville, a unos 300 mtrs del apartamento, que me llevará hasta la estación Charles de Gaulle Etoile, Arco del Triunfo, para más señas, dónde está ubicada la salida.

Son las 7:00 de la mañana y el metro está cuajado de corredores. Franceses, alemanes, chinos, suecos, ingleses…, todos con la misma inefable expresión. No hay palabras; las cómplices sonrisas y miradas son lenguaje universal. Somos legión hacia el arco del triunfo, otrora orgulloso de la victoria en Austerlitz, hoy testigo excepcional de 37.000 almas en busca de su particular gloria.
Si no has estado nunca en París y vas a correr el maratón, salir a superficie y encontrarte de sopetón con el arco del triunfo es algo espeluznante.

La mole de 50 mtrs de alto por 45 de ancho, preside los campos elíseos con majestuosa grandiosidad, y los dos siglos de historia que lo contemplan, sus acontecimientos pasados y su singular significado inducen a pensar que hemos venido aquí a hacer algo grande.

No soy torero, pero supongo que triunfar aquí es como salir por la puerta grande de las Ventas. El Arco del triunfo más grande del mundo es testigo de tu victoria, en la más grande.

La rehostia.

Estos pensamientos me toman tres sabáticos minutos, contemplando embobado el arco. Acto seguido, tomo campos elíseos a la izquierda, en busca de una cafetería. En el camino, los pensamientos de ayer en el taxi se funden con los de hace un momento, formando un eufórico y delicioso cóctel, que desembocan en un par de lágrimas de emoción.

Os lo juro.

Café calentito, alargando un poco la estancia. Estar de pie, lo menos posible además hace rasca afuera.
La hora de salida se aproxima y me dirijo a mi cajón de 3h 15´. Un detalle que me pareció bastante acertado, es que habían servicios portátiles dentro de los mismos cajones de salida, permitiendo entrar a tu zona con bastante antelación sin temor al pis de última hora. Como ya hay bastante gente, se agradece el calor humano a la intemperie.
En este cajón hay de todo. Como no piden justificación de marcas, supongo que la gente pone lo que le da la gana, con el fin de salir lo más adelante posible. Habían dos abuelillas junto a mí con el dorsal de 3h 15´, que parecían sacadas de las Chicas de oro

Y por fín, llegó el anhelado instante. Día D, hora H. El momento esperado, las 8:45 AM.
Un espigado y anodino speaker hace la cuenta atrás en francés, y suena el pistoletazo que hace estremecer París: 74.000 piernas patean con estruendo y sin piedad el añejo empedrado, Campos Elíseos abajo rumbo a la plaza de la Concorde.

Difícil abstraerse del entorno, la emoción y la bajada; había que estar muy concentrado para no hacer unos rápidos kms iniciales que pudiese pagar después. El mister precisó el ritmo entre 4´30´´ - 4´35´´ hasta el km 32, y a partir de ahí, licencia para matar.



El obelisco de la Concorde deriva en Rue Rivoli, la avenida se estrecha y empiezan las apreturas. El Louvre insigne contempla imperturbable nuestro paso firme, paralelos al Sena, devorando los primeros kilómetros de nuestra aventura.




Éstos discurren con tranquilidad, sin esfuerzo ni desgaste, a bloque de un numeroso grupo que te lleva en volandas, jaleado entre vítores de la animosa muchedumbre que flanquea esta mañana las calles parisinas. Km 5 en 22´53´´, @ 4´35´´ clavados, en terreno favorable.

Vamos perfecto.

El grupetto toma La Bastilla, con idéntica firmeza al oprimido pueblo dos largos siglos atrás, presto a visitar el frondoso paraje del Bois de Vincennes, al este de la ciudad. Previo a ello, simbólico paso del Km 10 en 45´40´´, seguimos perfecto y sobre lo previsto.

Km 15, dejando el Chateau a nuestra izquierda, en 1h 08´10´´ (@ 4´33´´ acumulado), el ritmo ha subido algo pero estamos dentro de lo establecido y sobre lo entrenado, las sensaciones son perfectas y no hay nada de lo que preocuparse. El primer tercio de carrera está cubierto sin bajas, siquiera superficiales.
El sol asoma, aunque tímidamente. Los que llevaban ritmo ajeno, empiezan a pagar aquí el primer peaje. El grupo empieza a perder unidades. En el momento que empiezo a preguntarme andeandará el globo de las 3h 15, lo veo en un giro, unos 300 mtrs por detrás.

Km 18, momento clave del día. Empieza a molestarme bajando Vincennes, el tendón de aquiles. Es exactamente la misma molestia que tuve en el rodaje casacampero de la semana pasada. Mientras sólo sea molestia, no hay problema.

Media maratón en 1h 35´22´´ (@ 4´31´´ acumulados), el ritmo ha subido sensiblemente, pero creo que ha sido en estos últimos 5 kms, el terreno era bastante favorable. Seguimos sobre el guión. Y salvo la mínima molestia que llevo, las sensaciones son inmejorables.

Pasada la zona más pesada del recorrido, equivalente a lo que supone psicológicamente la CDC en Mapoma, salimos de Vincennes para volver a entrar en París tomando nuevamente La Bastilla, y bajando a la ribera del Sena rumbo a la Torre Eiffel, donde aguarda un punto de coco crucial en el maratón: el Km 30.

Km 25 en 1h 53´10´´ (@ 4´32´´ de media), seguimos de lujo. La molestia sigue ahí latente, pero no pasa de eso. Me tocan por detrás, y se presentan dos chavales de Valladolid, gracias a la banderita de la retaguardia, que van para 3h 10´. El grupetto principal se hizo pedazos hace rato, así que decido hacer tándem con ellos. Km 26, a la altura de Notre Damme. Aquí deben estar Cristi, Magda y el nene, pero pese a que me animan y paso frente a ellos, no les veo ni les oigo (llevo los cascos puestos). Según mi mujer iba como un tiro y con muy buena cara, por lo que una vez pasé, cogieron decididas el metro hasta el arco del triunfo, donde habíamos quedado en torno a las 12:00, si todo iba según lo previsto.

Y hasta entonces, miel sobre hojuelas. Salvo la pequeña molestia, perfecto de piernas, coco y caja. Recuerdo en esos momentos las palabras de Felipeno quiero que fuerces hasta el 32K, a partir de ahí no guardes, a saco”, visualizando incluso la última parte, ritmo a llevar y mi entrada triunfal en meta.

Nada hacía presagiar lo que iba a suceder a continuación.


“AQUILES, EL GUERRERO”

Km 28, tunel del fatal deselance de Lady Di. Asqueroso y claustrofóbico. Y largo de narices. El fore pierde toda la cobertura, aunque a decir verdad, a estas alturas voy sobre raíles y de poco me sirve. Empieza a clarear al fondo, se acaba.

Según salgo, trallazo en el aquiles.

Me deja seco. El dolor es insoportable.

Paro un momento en la cuneta, para intentar estirar. El dolor se agudiza. Cambio la postura del estiramiento, pero todavía es peor…

Me quedo unos instantes parado, dejándolo descansar. Parado no duele.

Pero cuando intento retomar de nuevo la carrera…, me duele horrores. Imposible mantener ritmo y cadencia anteriores sin ver las estrellas.

Paro otra vez. Lo intento de nuevo y…
Se acabó, tomo conciencia de ello en este preciso instante. Me cago en su puta calavera, maldita sea mi suerte. No sé la cantidad de tacos que pude soltar por mi boca en un minuto, pero seguro que estuvo bastante cerca del Record Guiness.

Amoavé Paquito, serenidad.
Tenemos dos opciones:

1. Retirarme. Sin duda y en ese estado, la más coherente. Además, llegar a la zona de meta desde donde me encontraba, en las inmediaciones del Km 30 hubiese sido bastante rápido, desde el cruce con la Avenue Marceau hasta la Plaza Charles de Gaulle, apenas 600 mtrs andando, sin sufrimiento. Y se acabó.
2. Acabar la carrera, como sea. Andando, al trote o a rastras, pero acabar. He venido hasta aquí para hacer esta carrera, estoy en el extranjero, y no puedo huir como un conejillo asustado.

Insensata, pero la segunda opción toma cuerpo. Me pongo a ello. Ando un poco antes de intentar trotar, tanteando el terreno. Andando no duele demasiado. Intento trotar. Doler, duele (José Mota dixit), pero es soportable.

El ritmo es patético, abuelilla total. El km 30 está ahí delante. Llego a duras penas, y veo un rayito de esperanza en un frasco de Radiosalil o similar (estaba escrito en francés) que llevaba en la mano un voluntario, a nuestra izquierda, la Torre Eiffel, inconmensurable observa atenta la escena.

El chaval a mi demanda, rocía cual grafittero a Aquiles el guerrero pero es inútil, está muetto.

Ya no hay electroshock que valga.

El rayito se apaga inmisericorde, cual vela cumpleañera, y con semblante taciturno me dispongo a afrontar los últimos 12 kms de carrera, a la supersónica pero indolora velocidad de …tachán: 7 min / km. Km 30 en 2h 17´41´´ (@ 4´35´´ acumulados, todavía en números), en pleno apogeo y ya puestos me paro a mear.

Relatar los kms restantes es querer ahondar en porca miseria, echar limón en herida abierta.

Como nota humanitaria, destacar mi ayuda a levantarse, a un corredor que cayó en el 37 destrozado por los calambres. Muy dolorosos los adelantamientos de los globos de 3h 15´ primero, 3h 30´ un poco más tarde, y especialmente tocahuevos el de 3h 45´ a tan solo 1 km de meta, totalmente impotente ante tan surrealista e insultante escena.

Por último, simbólico paso junto al banco de la escena de Robert Langdom y Sophie Neveu en el Bois de Boulogne (El Código da Vinci), justo antes de enfilar la meta a través de la Avenue Foch, empedráhastalastrancasqueterminódedejarmeelputoaquilesalavirulé.

3h 46´34´´ en meta, casi hora y media para completar los últimos 12 kms, pa´bernos matao.


Media hora de retraso sobre la hora prevista, más otra media que tardo en salir del atolladero, desembocan en las 13:00, hora límite que puse a mi mujer, supongo bastante preocupada, para que me esperasen en la Avenue Hoche, opuesta a meta.

Muy penoso debió ser, verme cruzar la plaza Charles de Gaulle, híbrido Chiquito la Calzá/Fraga Iribarne, entre una monumental pitada y provocando un atasco de aúpa, para poder llegar antes de que se fuese mi familia al apartamento.

Y allí estaban, bandera española en mano, esperando mi tragicómica llegada. Ordeno de inmediato guardar la bandera, pues al no haber triunfado no ondeará hoy bajo el cielo parisino.


La foto con el arco del triunfo al fondo, de rigor y meramente testimonial.






Como conclusión a este tochazo infumable, he aprendido en este mi segundo maratón, que la preparación, el entrenamiento, la alimentación, el descanso, precauciones, los pequeños detalles...; son meros ejercicios para minimizar riesgos. El día de autos, aunque creas tener sujeta a la bicha, es posible que te atice por donde menos te lo esperas, y has de estar mentalmente preparado para eso.
El maratón es siempre una moneda al aire.

Pero ahí reside su maldita gracia. Por eso saben especialmente amargas las derrotas, y rabiosamente jubilosas las victorias. Esto último lo supongo, porque todavía no he vivido esa sensación.

A la tercera será, supongo.

Epílogo:

Como ya ocurriese en Troya, el invencible Aquiles sucumbió ante Páris, el guerrero esmirriado; mi inexpugnable, rocoso y bien entrenado aquiles fue vencido y abyecto por el asfalto de París.

Curioso, pero al día siguiente se me rompe al quitarme la camiseta cruzando un puente, la pulserita amarilla Livestrong que lleva acompañándome desde que empecé a correr en mi muñeca derecha, perdiéndonse irremisiblemente en las profundidades del Sena.

Hoy, catorce días después del día de autos sigo lesionado. Con una supercompensación del quince.

¿Mala suerte ?

No lo sé. Pero París ha contraído demasiadas deudas conmigo.




Y pienso cobrármelas. Principal e intereses de demora.





Saludos y buenas noches.

jueves, 2 de abril de 2009

París en el horizonte


Parecía que no llegaría nunca este momento, desde aquel día de Noviembre que decidí inscribirme.
Esta semana ha sido bastante atípica; no he vivido apenas los nervios típicos que se presuponen en la semana de maratón, en parte porque he estado bastante absorbido por el trabajo. Aunque creo que me ha venido hasta bien.

Hoy, que he conseguido descargarme un poco, ha empezado a entrarme el gusanillo, al echar un vistazo al foro, gracias a los inmerecidos agasajos en forma de pareado, de los que he sido objeto por parte de mis amigos. En esta página el de Jorge (Pardillete), y en esta otra los de Jesús, Leandro, Pedro y Carlos (Zero, Lander, Jordan y Darth Vader).
Sencillamente GENIALES.
Sin olvidarme de todos aquellos que me han llamado en estos días para desearme suerte.

Muchísimas gracias chicos, sois de lo mejor que me ha pasado nunca.
Y bueno, como decía al principio, llega el maratón. Atrás quedó la estupenda temporada de invierno, en la que hemos hecho buenos diezmiles y medias. Desde enero, subida brutal de kilómetros que se han hecho especialmente duros en este crudo invierno: series y tiradas largas por doquier, formando el todo del exigente plan del mister, cumplido a rajatabla, sin saltarme un punto ó una coma, como es costumbre.
Las marcas auguran que podría hacer algo menos, pero el mister y la sensatez dicen que salga a por las 3h 15´ pactadas. Y yo que soy muy buen mandao, me aferraré al guión y disfrutaré de esta ocasión única que me brinda un maratón como este, en el incomparable marco de la ciudad de la luz.
Después del maratón me quedaré la Semana Santa en París, haciendo turismo y dedicando a los míos el tiempo que merecen.
Cuando aterrice por Madrid, para bien o para mal: Cronicón al canto.
¡ Aur Revoir, amis !

lunes, 23 de marzo de 2009

X Carrera del Agua 2009

A Eferalganazo limpio ando con un constipado toda la semana, que me tiene con las pulsaciones por las nubes. Menos mal que hemos tenido bajada, bastante suave de entrenos este microciclo.

Con este panorama y después del azufre que llevo encima, me planto el domingo en la salida de la Carrera del Agua sin ninguna idea preconcebida, simplemente a meter calidad y a ver qué pasa. Aprovechando que empieza en bajada, seguramente me lance y con la inercia hasta donde aguante.

Calentamiento con Lander y Angeltrotón, y a la salida. El día es estupendo; fresquito y solecillo.

¡ Pum !, y tós cuesta abajo.

Me intento pegar al trasero de Mónica Ayerra, pero ella va algo más rápido y la dejo hacer. Primer mil en 3´43´´ justo antes de llegar al Bernabéu, tomamos Rafael Salgado y a subir lo bajado, por la Castellana. La Gran L, apostillada en el lateral me regala su sonrisa y ánimos, dulce bálsamo para esta parte del recorrido, la que menos me gusta.

Coronamos en Plaza de Castilla, y empieza la diversión. Si me gusta esta carrera es por este cacho, bajar Bravo Murillo hasta Cristo Rey, una auténtica gozada. La benévola orografía permite poner la directa a ritmos entre 3´45´´ - 3´50´´ sin mucho desgaste, salvo el de los impactos más fuertes, bajando.

Llegando al K6 en las inmediaciones del Parque de Santander, mi entrenador Felipem que ha bajado a ver la carrera inmortaliza el momento con esta magnífica instantánea (gracias tío), y me anima a encarar la última parte de la carrera. Seguimos bajando hasta Cristo Rey, la sensación es de ir volando, aunque no acuso esfuerzo alguno.



K8, punto chungo del día. Hay que subir el cuestón de Francisco de Sales para llegar al Parque Santander de nuevo, donde acaba la carrera. Estoy bastante entero, tiro de brazos y paso a bastante gente en este tramo. Alcanzo y paso al del dorsal 545, que se pone a mi rebufo. Intento soltarlo, pero no se queda. No quiero llevarle hasta el Parque, porque tiene buenas patas y me va degollar al sprint. Así que tenso la cuerda un poco, mientras Felipem inmortaliza de nuevo el momento...




Entramos juntos al recinto, pero el mamonazo que había estado guardando tras de mí, me pega un hachazo y me mete unos 30 mtrs, intento cogerle pero ahora es él quien tensa..., el tío se da cuenta y aguanta, aguanta..., yo también aguanto, aguanto...pero no recorto, la distancia se mantiene. Así hasta 100 mtrs de meta donde desisto, miro atrás (no viene nadie) y entro en 39´27´´, aunque el retrasado crono de meta diga otra cosa.



Medallón, bolsa de agua [sic] y comentario de la jugada con el mister, quien me felicita y da las últimas consignas para la Cita.

Muchas gracias, hermano.

Clasificación pinchando aquí Puesto 84 de 659 llegados.

Después de aquello, duchita en casa y a pasar el día en el Cerro de los Angeles, celebrando el 4º cumpleaños de mi hijito, con familia y amigos.

Día FELIZ, pero agotador, sin duda.

Bueno, pues ya no quea ná ná ná. La próxima entrada será supongo, para deciros que estoy haciendo las maletas, que tengo caquita premaratón, que estoy mu nervioso... o qué se yo....

En fins, ya escribiré las sensaciones, en unos días.

Nos vemos

jueves, 19 de marzo de 2009

Una de Agua


Enderepente un diezmil.

Sin venir a cuento y porque sí, me inscribo in extremis y de forma rocambolesca a esta carrera, un clásico de Madrid.

Su, para ser Madrid, rápido trazado, otrora objetivo por este motivo, supondrá en esta ocasión el último controlado hasta París.

En la fase final de la preparación del maratón, mi rendimiento en estas lides lácticas es una incógnita.

Veremos qué tal se da.

jueves, 5 de marzo de 2009

Yllana


Entre una de mis aficiones, se encuentra el teatro. Siempre que la ocasión y el bolsillo lo permite, gusto de acercarme a alguna sala que ofrezca una representación de mi agrado, y a veces me aventuro a descubrir alguna que no conozco, simplemente por el placer de disfrutar del arte escénica en vivo.

He visto obras de todo tipo: clásicos, musicales, drama, alternativo, comedia..., me gusta absolutamente todo. Pero hay un género con el que gozo especialmente, y es del que voy a hablar aquí esta noche: el Clown.

Descubrí este género gracias a la representación de Slastic de los fabulosos Tricicle, hace ya unos 25 años y quedé absolutamente prendado.

La palabra inglesa Clown, significa traducido al español, payaso. El género en sí toma el nombre del payaso, porque esa es su esencia, pero obvia los diálogos e incluye el elemento básico de mímica corporal, siempre en clave de humor.

A los que vivimos en Madrid y nos gusta este género, tenemos la suerte de disfrutar a menudo de Yllana.

Yllana es una compañía de teatro de humor gestual, que son verdaderos monstruos del Clown. He visto representaciones de Clown de otras compañías, pero ninguna se parece a lo que hace Yllana. Es un humor socarrón, irreverente, a veces muy negro, absurdo...que consigue arrancarme las carcajadas más sonoras e hilarantes que recuerdo.

Es especialmente famosa la obra 666 , su estandarte y carta de presentación. Representada en medio mundo, a caballo entre la obscenidad, irreverencia, escatología y crítica feroz es una obra brillante y demoledora, que he tenido el placer de ver hasta seis veces, y a modo de resúmen puedo decir que jamás ha habido cosa o situación que me haya hecho reir tanto. Como muestra de cariño a ella, tomé la única palabra que se menciona en toda la representación para ponérsela como nombre a una empresa que tuve con un socio.




De Yllana he visto:

666
Star Trip
Rock & Clown
Brokers
Splash
Buuuu !!!

Me gustaron mucho todas ellas, pero recomiendo especialmente la primera por lo que he comentado antes, y la tercera por su originalidad.

Acabo esta entrada colgando dos vídeos de Yllana en televisión.

Son geniales:



jueves, 26 de febrero de 2009

No es lo mismo




Crónica Media Maratón de Torrevieja 2009

Estupendo fin de semana en Torrevieja en compañía de familia y buenos amigos, que hubiese sido perfecto de no ser por lo que ya venía avisando. Sin excusas meteorológicas, era el día perfecto para volar e intentar estar en la 1h 24´ que vaticinaba, pero a veces y aunque me empeñe, no puede uno ocultar su evidente condición de pollo en esto del correl, y por ende hacer gala de la más supina bisoñez.

Sábado por la mañana, marcho con Cristi y Adán al espigón del puerto. Mientras dan buena cuenta de tostadas y zumos varios en Mamafina, hago mi typical rodax pre-competi de 6K suavecillos y sus rectas con buenísimas sensaciones. Listo para embalar.

Ratito de relax en la playa del cura, ducha en casa y rumbo a Cartagena, donde habíamos quedado en Ca´ Jose Luís para comer con los Darth´s y los Silvestre´s, previo paso en serie por poblado chungo; craso error de los tres Tontones (del culo).

Al fin llegamos: Excelente Restaurante, exquisita comida e insuperable trato del amigo Jose Luís, que nos hizo sentir como en el salón de casa, que ya es decir. Muchísimas gracias por todo, de corazón. Precio especial incluído. Aunque personalmente, de poco me sirvió. Cenutrio de mí, voy y aparco en calle con inminente desfile de carnaval, a pesar de los carteles bien visibles...

Odisea de todo tipo en el coche de Syl para encontrar el depósito de marras, 45 napos para liberar a Willy y frenética vuelta a Torrevieja para recoger dorsal y chip, antes de las 19:00. Sobre la campana. Me subo al coche de nuevo y no tengo las llaves. Me las he dejado en el Tupper de los chips. Céntrate, Paquito; vaya tarde.....!!!!!

Implantando la costumbre, cafelito en Monte Bianco y cada mochuelo a su olivo. Ya en casa, plato industrial de Spaguetti cortesía de mamá Malagueta, breve visita a mi hermano y sobrina, y pal sobre, que mañana hay que correr.

A las 7:00 arriba, y comienzo de las rutinas. El día se ha despertado magnífico, ni rastro de aire y despejado. Desayuno con Darth, Soy Maratoniano y Jose Luís B en el lugar de costumbre, junto al Casino. Suertes varias y a la zona cero, a calentar.

Me encuentro bien esta mañana. Repito suerte con las Candela, y hoy traigo camiseta de tirantes, que estamos en la costa. Me coloco muy bien, en 4ª ó 5ª fila.

Pistoletazo y a correr. El plan de hoy es intentar repetir la secuencia de Getafe, pero 5´´ por debajo. Es decir; salir @ 4´ min/ km e intentar mantener el ritmo hasta el final. La salida es en ligerísima subida, quizá lo único del circuito, aún así pico en 3´55´´ según Fore, cuando me viene un flash familiar. El PK 1 está 30 mtrs más adelante, y esto me suena del año pasado...

Retomando el primer párrafo de la crónica, lo que hago a continuación es cagal-la, literalmente.

Sabiendo de antemano lo que venía después (tooooodos los kms mal medidos, con 30 mtrs de más y resultado final de 21´770 K), tendría que haberme fiado del Fore, bajar el ritmo y seguir con lo previsto. Pero no. No hago caso ni a una cosa ni a otra y en un acto de esperpéntica lucidez, decido seguir a 3´57´´, y como los kms “manuales” salen a 4´05´´, pos saldrán en el medio: .....

Menuda soplapollez.

Pero como reza el título de mi crónica y parafraseando a Sanz, no es lo mismo salir @ 3´57´´ que @ 4´. Hay una sutil diferencia. Esos 3 míseros segundos son la clave entre triunfar o estamparse.


K5 en 19´46´´ reales, casi mi ritmo de diez mil. Me viene en ese momento a la cabeza Chema Martínez y su “suicidio” en los primeros kms del Maratón de Pekín, y me siento claramente identificado. Me da por reirme mientras pasamos por donde está mi familia, que, a tenor de la foto, se creen que voy fumando....jajajajajja.....!!!!. Veréis, veréis que risa en la segunda vuelta.....


Km 10 en 39´30´´, sólo 1´26´´ más lento que mi MMP en Aranjuez en 10K, y estamos en una media. De momento voy de lujo (nos ha jodío), pero habrá que ver más adelante cómo lo lidiamos.

A partir del 12K empieza el esperado declive, y ya empiezo a ver kms picados @ 4´ raspados. Este era el ritmo, jodío. Me engancho aquí con un grupillo de cinco bastante interesante, que lleva ritmo 4´ y poquito con el que entramos de nuevo al pueblo.

Km 15 en 1 hora justa (@ 4´ pelaos acumulados), sonrío de nuevo a mi familia (para no preocupar), cojo avituallamiento, se me escapa el grupeto, y que no hay manera de engancharse de nuevo...

Estoy solo del todo y ahora toca sufrir. De aquí al final es ir perdiendo fuelle paulatinamente, kms en 4´1X con resultado final de 1h 28´ 45´´ netos para los 21´770 K (@ 4´05´´) y como dato curioso he picado el K21 de mi Fore exactamente en el mismo crono que en Getafe (1h 25´44´´), sólo que hecho como el culo.

Clasificación pinchando aquí . Puesto 166 de 1415 llegados.


Amargo regusto por una carrera mal corrida y mal medida, según reconoce la misma organización en el foro, que dicen ya están poniendo remedio para la próxima edición. Pues menos mal, porque muy a mi pesar, había tomado la firme decisión de no volver.

Lo dejamos como buen fin de semana y buen entreno, y ahora sí toca centrarse en París.