miércoles, 24 de septiembre de 2008

Hesho porvo


Ajetreado fin de semana este pasado, del que todavía no me he recuperado del todo.

Por no tener, no tenía ganas ni de escribir.

Aunque el sábado empezó muy bien, como a mí me gusta.

A las 8:00 AM en la CDC, vestido de romano y contemplando el despertar de la ciudad, a las primeras luces del alba. Tras una hora de alegre rodaje, en el que me encontré como pocas veces, desayuno en el Urogallo y en casa a las 10:00, previo paso por el túnel de lavado; estaba el coche de gotelet de paloma, que ni te cuento.

La tarde-noche fue otro cantar. Esta vez fue una boda en Aranjuez, la del primo de Cristi, la que me dejó pal arrastre.

Es curioso, que pueda hacer largas kilometradas a buen ritmo sin cansarme, y sin embargo, en aquellos casos en los que tengo que permanecer en pie inmóvil (Ir de compras, por ejemplo) durante largo rato, me canso (mental y físicamente) sobremanera.

Entre el ir a desgana, el rato de la iglesia, el cocktail, la jartá a jalufar, el baile, las 4 la mañana (menos mal que no bebí), y el enano que a las 8 ya estaba arriba otra vez......

El domingo tampoco acompañó en lo meteorológico, así que casi todo el día en casa encerrados.

A eso de las 19:00, salimos a dar una vueltecilla y más de lo mismo, una hechopolvería encima que pa qué. En el Plan tocaba un 4x500 en Sub 1´40´´ (Entre 3´15´´ - 3´20´´ el km), no tenía ni putas ganas, la verdad, y encima el Polideportivo cerrado.

Me calcé las zapas al llegar a casa, y salí por sensaciones, a ver qué tal me encontraba y decidiría sobre la marcha. Tras 3 k de calentamiento, cogí la larguísima Avenida John Lennon y decidí probar suerte (con el Fore). Esperpéntico. Dos y pa casa, y los tiempos, de risa; no los pondré por vergüenza torera.

Mañana será otro día.

Pero lunes las sensaciones no mejoran, estoy igual de tirao y sin ganas.

Tras el curro, son las 15:00 H y está cayendo una buena chupa de agua. Cualquier excusa es buena pa fumarme el entreno de hoy, con lo poco que me apetece, y esta es cojonuda. Pero según cojo el coche y voy saliendo del Polígono, se van los nubarrones y sale un sol acojonante....... A ver que le digo a mi coco ahora....

Pos que sea lo que Dios quiera. Espero no me pasen factura las dos de ayer.

Por cercanía me voy al Poli Juan de la Cierva, y tras unos ridículos 3K a 6´ largos, me voy sin mucha fé a la calle uno, a atacar los 4x500 de una vez:

1- 1´39´´
2- 1´38´´
3- 1´38´´
4- 1´36´´

Cansado, muy cansado la verdad, pero no muerto. De hecho, se ve que pude apretar en el último 100 y sacar la última a 3´12´´.

Al final hasta salió un buen entreno. Hasta me cambió el ánimo y todo.

Ayer le mando el entreno al mister y me dice: “estupendo, esto indica que en un mes podremos estar haciendo miles por debajo de 3´20´´ “

Lo más cojonudo del asunto es que sé que tiene razón, pero a mí es hablar de esos números y empezar a darme el telele.

Por cierto, hoy toca sesión de miles. Solo son 3, pero hay que sacarlos como máximo a 3´22´´. Me he traido las voladoras, que siempre ayudan un poco, aunque creo que es más psicológico que otra cosa.

Ya os contaré.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Paco, Paco..., me da en la nariz que el míster este año te va a apretar de lo lindo...

yoku dijo...

Vas a sudar sangre este año, majete...

Malagueta dijo...

....y que lo digáis.

No os perdáis la siguiente entrada ;-)