martes, 5 de agosto de 2008

Reciclado


Este fin de semana, hemos inculcado a nuestro hijito de tres años una primera introducción acerca del reciclaje. A la hora de sacar la basura el sábado por la noche, le llevamos con nosotros con varias bolsas: Botellas de plástico, papeles, vidrios, basura orgánica...., todo perfectamente separado, para que él pudiese introducirlo en su contenedor correspondiente. Estaba muy contento por la actividad.

Anoche estando en el baño, se sacó un enorme “molusco” de la nariz, y ni corto ni perezoso lo pegó en una toalla cercana.

Papá: “Adán, los mocos no se pegan en la toalla, porque nos tenemos que lavar cara y manos con ella, y nos manchamos. Has de quitártelos con un papel”

Adán: “ Con un papel ¿?. Ahhh.........!!! Pedo el papel se puede reciclad”.

Papá: “Efectivamente Adán, como has aprendido este fin de semana, el papel se recicla en el contenedor............¿?”

Adán: “AZUL....!!!!!”

Mamá: “Muy bien Adán...!!!. Venga ahora un besito, un abrazo, y a dormir”

Esta mañana recién levantado, ha ido directo al baño – rollo de papel, y ha cogido un trocito para sonarse. Después del preceptivo refuerzo de la conducta, me dice:

Adán: “Papá, ahoda tengo que reciclad el papel”.

Papá: “Exacto Adán. Ahora cuando bajemos a casa de la abuela, lo metes en el contenedor”.

Adán: “De colod azul, papá”.

Papá: “Eso es, de color azul”.

Acto seguido, abre el WC, arroja el papel al fondo con el moco, y tira de la cadena.

Papá:Adán, por qué has tirado el papel al WC ¿? No hemos quedado en que lo íbamos a reciclar en el contenedor azul ¿?

Adán: “Ya, pedo eso tabién es azul “ – Señalando con su dedito el agua del vater, que estaba azulada, tras el chorro de Pato WC al haber tirado de la cadena.

Cara de Poker.

Y a ver quién le dice que no lleva razón.

No sé si mi hijo habrá aprendido algo este fin de semana sobre el reciclaje y el medio ambiente, pero me queda el consuelo de que por lo menos los colores los controla que te cagas.

2 comentarios:

Yoku dijo...

El daltonismo ya lo descartas, sí :-) .

Te aseguro que todos estos juegos terminan por instalarse sólidamente en su interior. Mi hijo es totalmente consciente de los temas de medio ambiente y no tengo ni que decirle nada. Lo ha hecho desde pequeñito y forma parte de su comportamiento habitual.

Por cierto, cuando hablan como el tuyo... se te caerá la baba, ¿no? ;-)

Malagueta dijo...

Espero que sí; es un niño superresponsable y tiene unas conversaciones bastante coherentes para la edad que tiene.
Efectivamente, babeo......jajajajaj...!!!!